En esta temporada de fiestas de fin de año, tendemos a comprar y producir demasiado! Esto a menudo resulta en toneladas de bolsas de plástico, papel de regalo, cajas, etc., desechadas. Los excedentes de alimentos representan una parte significativa de estos residuos.
Ecocook aprovecha esta oportunidad para tratar el problema de los desperdicios de alimentos.

En primer lugar, algunos datos importantes.

  • A nivel mundial, cada año se pierde alrededor de 1 tercio de los alimentos para el consumo humano. Esto representa en la UE unos 88 millones de toneladas de alimentos desperdiciados al año y 170 millones de toneladas de CO2 liberadas por la producción y eliminación de residuos de alimentos [1]
  • Los residuos se generan a lo largo de toda la cadena desde la producción, distribución y consumo de alimentos. Los sectores que más contribuyen al desperdicio de alimentos en la UE son los hogares (53 %), el sector de la transformación de alimentos (19 %), los servicios alimentarios (12 %), la producción primaria (11 %) y el comercio al por mayor y al por menor con 5%. [1]
  • Teniendo en cuenta todas las etapas de la cadena alimentaria suiza, se están produciendo actualmente 2,8 millones de toneladas de pérdidas alimentarias evitables. Esto equivale a unos 330 kg de residuos alimentarios evitables por persona y por año, o al 37% de la producción agrícola suiza y extranjera que cubre la demanda de alimentos en Suiza [2]. Desafortunadamente, alrededor de un tercio de todas las bolsas de residuos en Suiza están compuestas de bioresiduos y cerca de la mitad de estos residuos son alimentos todavía comestibles [5].
  • Los residuos de alimentos no sólo generan emisiones de gases de efecto invernadero, sino que también tienen un impacto en la biodiversidad, el uso de la tierra y el consumo de agua [2].
  • La utilización de la tierra para el cultivo de productos alimenticios desechados representa más de la mitad de la superficie agrícola de Suiza. Estas tierras adicionales necesarias para la producción de alimentos que posteriormente se vierten ya no constituyen hábitats naturales para la fauna y la flora y contribuyen a la pérdida de la biodiversidad en Suiza.[2] [7] [8]
  • Las pérdidas evitables de alimentos representan el 25% del impacto medioambiental debido a los alimentos en Suiza [2]. Esto también corresponde al 50% del impacto medioambiental causado por el tráfico individual motorizado. [6]
  • En Suiza, en el sector de la restauración, la mayor parte de los residuos alimentarios proceden de restaurantes y hoteles, con 290 000 toneladas de residuos al año. Para todo el sector de la restauración, se supone que la mayor parte de los residuos de alimentos evitables proceden de la preparación de cantidades excesivas o restos de comida. Aproximadamente el 68% de la cantidad total de estos residuos podría evitarse cada año.[3]
  • Cabe señalar que el tratamiento de los desechos de alimentos tiene un costo financiero. En Suiza, « el sector de la restauración gasta cerca de 20 millones de francos suizos al año en el tratamiento de sus residuos (metanización y compostaje). Si añadimos el coste de las mercancías, estimado en unos 5,50 francos suizos por kilo, esto representa 1 millar de francos perdidos cada año en el sector de la restauración ». [4]
  • Sabiendo que la proporción de residuos de alimentos producidos por los hogares es la más alta y que estos residuos proceden principalmente de productos finales con un alto valor añadido y un alto impacto medioambiental, ya que la cadena de producción es más larga para producirlos, corresponde a los hogares, los consumidores y los vendedores finales hacer un esfuerzo y reducir sus residuos de alimentos. [2] [5]

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar el desperdicio de alimentos?
Aquí hay algunos consejos:

  • Planificación y gestión de los almacenes

    • Mantener un inventario de alimentos actualizado
    • Planificar el número de comidas por semana con el número de personas presentes
    • Ajustar las compras de acuerdo con el stock y la planificación semanal
    • Disponer de un sistema de seguimiento de las fechas de almacenamiento y caducidad adaptado a cada tipo de alimento y en función de la rapidez de degradación
    • Aplicar el método de gestión de stocks FIFO («First In First Out»). El objetivo es que los productos y las materias primas se retiren por orden de entrada en el stock
  • Enfoque en la calidad más que en la cantidad
  • Ofrecer pan en lugar de servirlo sistemáticamente
  • Ofrecer acompañamientos en lugar de servirlos sistemáticamente
  • Buffet: presentar platos pequeños
  • Ofrecer la mitad de las porciones
  • Guarde las sobras en un recipiente reutilizable
  • Valorar sus residuos de alimentos para producir biogás o compost
  • Utilizar la creatividad culinaria para reutilizar las sobras, por ejemplo en forma de tartas o gratines, cocinando mermeladas con las frutas cansadas.

Bibliografía