Nestlé, marca líder mundial, se compromete con la sostenibilidad

Esta tercera edición del foro Creación de Valor Compartido, que se celebra en el marco de Alimentaria, coincide con la celebración del 150 aniversario de Nestlé y el objetivo de este año es reflexionar sobre el rol de la industria alimentaria ante al cambio climático, uno de los retos globales a los que hacemos frente hoy.

El director general de Nestlé, Lauren Deurex, apuntó en su intervención: “Se quiere entender el impacto del cambio climático en el sector y, por ello, queremos compartir y debatir sobre acciones y soluciones dirigidas a asegurar la sostenibilidad de la alimentación contribuyendo a la nutrición, la salud y el bienestar de las personas”.

Participantes en el foro
campo-vidal          gerald-nelson              joao-carvalho             celsa-peiteado             jose-lopez

De izquierda a derecha, fueron: el moderador, el periodista, ingeniero técnico industrial y doctor en sociología, Manuel Campo Vidal. Y los cuarto ponentes fueron: profesor emérito de la Universidad de Illinois, Gerald C. Nelson; el Director de soluciones y desarrollo de negocio en SAP España, Joao Carvalho; la coordinadora de Política agraria y Desarrollo Rural en WWF España, Celsa Peiteado; y el vicepresidente ejecutivo de Operaciones del grupo Nestlé, José López

Desperdicio alimentario

Se calcula que un tercio de la comida que se produce en el planeta se desperdicia. En este sentido, todos los participantes coinciden en que hay mucho por hacer, como por ejemplo: educar el consumidor para reducir la cantidad de comida que se tira en casa, impulsar normativas que faciliten el transporte de comida entre países y disminuir los controles en la política fronterística, replantear las fechas de caducidad de los alimentos, buscar una forma de reaprovechar la comida que los supermercados no pueden vender. López apunta que la economía circular, basada en el aprovechamiento máximo de los activos, “va a ser el comienzo de nuevas actividades económicas que intervendrán en el sector”.

Processed with VSCO

¿Qué puede hacer Nestlé para reducir el impacto medioambiental?

El ex vicepresidente ejecutivo de Operaciones del grupo Nestlé, José López, afirma: “Hace unos años se creó una especie de hoja de ruta en la que se estableció la creación de valor compartido. Nosotros entendemos que si quieres crear valor para el accionista tienes que crear valor para la sociedad al mismo tiempo. Esto es un proceso y se trata de cumplir con la normativa y ejercer sobre el control de calidad y de la eficiencia una actuación segura. Para nosotros es más importante el beneficio a largo plazo que a corto plazo. Todo esto se puede mapear y se pueden tomar decisiones sobre inversiones y capacitaciones, buscamos soluciones tecnológicas y todo ello como un proceso natural que busca impacto a largo plazo”.

Educación para reducir el impacto ambiental

La coordinadora de Política agraria y Desarrollo Rural en WWF España, Celsa Peiteado, recalca la importancia de incentivar la educación en todos los eslabones de la cadena. “Por ejemplo, en zonas de regadío se usan aspersores, riego por goteo y otros sistemas modernos pero no se tiene la información necesaria y a veces se riega de más. Eso compromete incluso la calidad de las cosechas. Hay que asesorar y se debería hacer de forma pública, para que los agricultores que hacen el esfuerzo de invertir en últimas tecnologías, las utilicen de la manera más adecuada”.

La tecnología en el sector alimentario

Joao Carvalho, desde su perspectiva de director de soluciones y desarrollo de negocio en SAP España, destaca que la introducción de nuevas tecnologías en el sector puede ayudar a reducir el impacto en el cambio climático. “Las nuevas tecnologías eliminan las barreras que existen en la cadena y unen al consumidor final al productor. Eso permite que la trazabilidad sea factible y que, si se quiere, se compren productos de proximidad. La relación entre consumidor y productor será mucho más estrecha”.

¿Hay voluntad política de cambio?

López recalca que por “primera vez, las oenegés están uniéndose para trabajar juntas”. Y añade: “La sociedad es la que ha de poner la presión sobre las fuerzas políticas para que ellos, finalmente, tomen estas medidas que implican muchos cambios y que son difíciles de tomar”. Se podría tratar de reducir el consumo de productos intensivos, pero esto probablemente repercutiría en el coste de producto. Según José López: “Cuando los recursos se estén agotando y nos encontremos ante un problema de abastecimiento, entonces se. Y para acabar, hemos elegido una frase que anotó el moderador, el periodista, ingeniero técnico industrial y doctor en sociología, Manuel Campo Vidal, que dice así: “La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo a nuestros hijos”