Seis años después de la COP21 que dio origen al Acuerdo de París que decidió como objetivo un calentamiento de + 1,5 ° C para finales de siglo, los líderes mundiales se reunieron en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre para entablar negociaciones históricas.

Sin embargo, se sintieron muchas decepciones al final de estas dos semanas. Los resultados son mixtos. La delegación suiza expresó en particular su profunda decepción por el cambio de última hora en el proyecto de declaración de la COP26 sobre la salida del carbón. Varios estados, incluidos India y China, se han ofrecido a trabajar hacia una «reducción gradual» en lugar de un llamado a «acelerar los esfuerzos» hacia una «eliminación gradual» del carbón (RTS, 2021). Sin embargo, muchas ambiciones se han revisado al alza y algunos acuerdos concluidos son prometedores. Alrededor de un centenar de países, incluidos la UE, Estados Unidos y Baisil, se han comprometido notablemente a reducir sus emisiones de metano en un 30% para 2030 en comparación con 2020. Los países signatarios cubren casi la mitad de las emisiones mundiales de metano. Lamentamos que países como China, India y Rusia no sean signatarios de este acuerdo.

La COP27 se llevará a cabo en Egipto el próximo año, ojalá para entonces se presenten y respeten las decisiones tomadas.