EcoCook® es la única certificación suiza que reconoce las prácticas de la restauración sostenible y de los restaurantes sostenibles en todos los niveles. Para los consumidores, EcoCook® es ante todo una garantía de estas prácticas y compromisos sostenibles.

En este artículo, trataremos la temática de los embalajes, las cuestiones ambientales relacionadas con estos productos y lo que esto significa para el restaurador que quiere utilizar un producto sostenible.

Los embalajes tienen un impacto en nuestro medio ambiente no sólo durante su producción y distribución, sino también cuando se convierten en residuos. Para hacer una elección responsable del embalaje, es necesario tener en cuenta varios aspectos, en particular:

  • El tipo de uso
  • El impacto ambiental del material o de los materiales durante su producción, distribución y final de vida útil
  • El tiempo de vida útil
  • Reutilización del material
  • Reciclabilidad
  • El costo

Actualmente podemos encontrar diferentes tipos de materiales en el mercado y la elección es amplia (plástico, papel, vidrio, aluminio, materiales biodegradables, compuestos, etc.).

¿Entonces cómo elegir el mejor material? ¿Cuál es su impacto ambiental? ¿Cuál es su tiempo de vida útil? ¿Es reutilizable, reciclable? ¿Es adecuado en términos de uso y costo?

Revisaremos estos aspectos para los principales grupos de materiales en nuestras próximas publicaciones. Cada publicación estará dedicada a un tipo de material.

En esta segunda publicación hablaremos de los materiales biodegradables.

2ª publicación: Materiales biodegradables

En el sector de los servicios alimentarios, los materiales biodegradables pueden encontrarse en todas las formas: platos, tazas, cubiertos, servilletas, bolsas, embalajes para servicios de comida para llevar o incluso para servicios in situ, etc.

Estos productos comenzaron a fabricarse en los años noventa como alternativa al plástico de origen petroquímico y también como alternativa para la recuperación de biomasa (almidones, azúcares, celulosa, etc.). Los productos más conocidos hoy en día son PLA, PHAs o almidones plastificados.(1)

A priori, estos productos deben ser recogidos y compostados con los residuos biodegradables. Sin embargo, no todos los llamados materiales biológicos o biodegradables contienen sólo productos biodegradables.(2)

Un material es biodegradable si se degrada completamente bajo la acción de los microorganismos presentes en la naturaleza en un corto período de tiempo. Durante su degradación, los materiales biodegradables emiten agua, dióxido de carbono (CO2) o metano (CH4). Un material biodegradable puede estar hecho de materias primas renovables (de origen biológico) o no renovables (polímeros de origen fósil). (2)

El parámetro del tiempo de biodegradación es, por lo tanto, importante porque para que un producto merezca la calificación de biodegradable, la degradación debe ocurrir en un tiempo breve en relación con el tiempo humano, y ello independientemente de la materia prima utilizada para su fabricación (de base biológica o fósil).

La producción mundial de materiales biodegradables es actualmente de alrededor de 2 millones de toneladas por año y más del 53% de esta producción se dedica al envasado. (3)

Panorama de los materiales biodegradables y no biodegradables y su origen

Panorama de los materiales biodegradables y no biodegradables y su origen (4)

Impacto ecológico

Los materiales biodegradables de origen fósil tienen impactos comparables a los de los plásticos.

Los materiales de origen biológico también tienen repercusiones en la biodiversidad, el uso de la tierra, la deforestación y el consumo de agua y energía. (5) Por otra parte, los ecosistemas tienen una capacidad limitada para absorber materiales biodegradables porque si están en cantidades demasiado grandes pueden causar la eutrofización del medio ambiente natural.

Por lo tanto, biodegradable no es sistemáticamente sinónimo de ecológico y de cero emisiones de gases de efecto invernadero.

Degradabilidad y reciclabilidad

Los materiales 100% biodegradables y de origen biológico se degradan en el medio ambiente en un plazo de 2-3 semanas a 6 meses. A continuación se presenta un cuadro comparativo de la degradabilidad de ciertos materiales (6).

Tiempos de degradación

Tiempos de degradación (6)

Sin embargo, los materiales biodegradables o de base biológica a veces son completamente biodegradables sólo bajo ciertas condiciones de temperatura, humedad y niveles de oxígeno. No se garantiza la completa biodegradabilidad en la naturaleza de ninguno de los productos. Los materiales oxo-degradables contienen aditivos y sólo se degradan en microplásticos.(7)

Por otra parte, los centros de metanización y compostaje producen un digestato (residuos materiales) que también puede contener materiales no degradables, ya que es difícil determinar si los materiales contenidos en los residuos verdes son adecuados para las diferentes instalaciones. Estos residuos, por lo tanto, terminan en el medio ambiente porque estos digeridos se utilizan como fertilizantes o para mejorar la formación de humus en el suelo. En este contexto, a veces la mejor solución de eliminación sigue siendo la incineración (8).

Materiales biodegradables

Materiales biodegradables (7)

Ventajas y desventajas de los materiales biodegradables (9)

Ventajas :

  • En condiciones óptimas son biodegradables y pueden ser reciclados (compostaje, metanización)
  • Materia prima renovable para la mayoría de los materiales
  • Estos materiales son en su mayoría ligeros
  • Algunos son transparentes

Desventajas:

  • Impacto ambiental en términos de recursos hídricos, suelo, biodiversidad, deforestación
  • Cuando contienen componentes petroquímicos (por ejemplo, aditivos), son menos biodegradables
  • Baja resistencia al calor y a la humedad
  • Alto costo

Bibliografía